Sopa de Cebolla gratinada

Sopa gratinada de CebollaIngredientes:
500gr de Cebolla
150gr de Mantequilla
250gr de queso mozarela (gruyer)
1,5l de caldo de carne
1 pizca de harina
½ barra de Pan del día anterior
Sal y pimienta


Preparación:
Cortamos la cebolla bien fina y la ponemos a pochar con la mantequilla mas o menos 1 hora destapada.
Al cabo de este tiempo echar el caldo sobre la cebolla. Salpimentar y llevar a ebullición cuando la sopa comience a hervir, bajar el fuego y dejar cocer 20 minutos más sin tapar. Cortamos la barra de pan en rodajas finas y tostarlas al horno. Eliminar la espuma que deja la sopa para que nos quede mas límpida. Verterla en recipientes individuales. Poner dos rodajas de pan en cada uno rallar el queso encima de ellas y dejamos gratinar al horno. Servir muy caliente. NOTA: La cebolla originaria de las planicies de Irán, era utilizada por los caldeos para sus ritos mágicos. En la antigüedad, era sagrada y para los egipcios representaba una verdadera riqueza.
La sopa de cebolla, que ya regalaba los estómagos de los comensales de la edad media, ha sobrevivido a todas las modas.
En esa época, el termino sopa designaba la rebanada de pan que se mojaba en el potaje. A finales del siglo XIX y a principio del XX, los aficionados a las fiestas parisinas iban a poner fin a sus noches a Les Alles, donde un gratinado de cebolla muy caliente servia para disipar ls brumas del alcohol, Esta sopa sigue siendo una tradición en los restaurantes nocturnos y en los resopones de los fines de fiesta.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar